margarita-salas--647x431.jpg



La propuesta que hago para el nombre de nuestro instituto consiste en que se llame IES MARGARITA SALAS. Intentaré, brevemente, argumentar mi propuesta.
Margarita Salas Falgueras, nació en Asturias en 1938. Desde pequeña tuvo claro que se quería dedicar a la Química y fue una de las pocas privilegiadas de su época que pudo estudiar dicha carrera, lo hizo en la Universidad Complutense de Madrid. Durante sus años de estudio siguió como ejemplo a Severo Ochoa, quien la ayudó mucho. Además, el confió en la capacidad de Margarita, cosa que pocos hombres hacían respecto a las mujeres científicas, tal es así que, hoy enMargarita_Salas_primera_cientifica_RAE.jpg día, muchas son las mujeres que no consiguen el apoyo necesario pese a su gran formación.

Margarita posee un currículo y una lista de méritos impresionante. Ha realizado más de 200 publicaciones, es miembro de consejos editoriales de publicaciones científicas muy importantes y, podemos decir sin temor a equivocarnos, que su vida se ha desarrollado en torno a la Ciencia. Se casó con otro científico, Eladio Viñuela y los dos se vieron atraídos por la Biología y Bioquímica Molecular. Ambos viajaron a Nueva York, lugar donde se dedicaron a la investigación. Allí Margarita se vio beneficiada ya que Severo Ochoa los separó profesionalmente, pues en la mayoría de matrimonios que trabajaban juntos, los descubrimientos solían ser atribuidos al hombre. Así Severo Ochoa les comunicó: “Estaréis en distintos grupos de trabajo. Si no aprendéis otra cosa, al menos hablaréis inglés”.
Sus aportaciones a la Ciencia son muchas, pero destaca su investigación sobre la enzimología y sus trabajos sobre Genética centrándose en la manera en la que se transmite la información genética y en el ADN. Por estos y otros trabajos su legado científico ha sido muy importante en el desarrollo de la Biología Molecular en nuestro país. La gran investigadora introdujo este último ámbito en España gracias a su trabajo “Replicación y control de la expresión del DNA del virus Ø29”, cuyo artículo original podéis consultaren **EL BACTERIÓFAGO Ø29: HISTORIA DE UN MODELO**

Margarita está realmente implicada en la Ciencia, de hecho pertenece a sociedades e institutos científicos tanto nacionales como internacionales. Como reconocimiento a su labor a lo largo de su trayectoria profesional, ha recibido numerosos reconocimientos: Premio Carlos J. Finley de la UNESCO en 1991, el Premio Rey Jaime I de Investigación en 1994, en 1995 fue nombrada Presidenta del Instituto de España, el Premio a los Valores Humanos del Grupo de Correo de Comunicación en 1998, el Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal en 1999 y, más recientemente, el título de Española Universal de la Fundación Independiente y en el 2003 comenzó a ocupar un puesto en la Real Academia Española, siendo reconocida como Académica de la Lengua. Además, desde julio del 2008 es marquesa de Canero (su lugar de nacimiento).
Como podemos observar, esta gran investigadora es una mujer excepcional, hecho que se debe al esfuerzo y dedicación que ha puesto siempre en su trabajo. Prueba de ello es que obtuvo una nota de sobresaliente en su licenciatura en Ciencias Químicas y esta misma nota fue la que obtuvo tres años después cuando se doctoró en Ciencias. Una gran parte de sus conocimientos la obtuvo en la Universidad Complutense de Madrid, donde estudió la carrera y el doctorado y, además, investigó. En este mismo lugar fue donde conoció a Severo Ochoa, un gran maestro para ella.

Y ahora, con una pincelada, quiero comentaros algún detalle importante de su pensamiento. Hace ya un tiempo, en unas jornadas sobre “Mujer y Ciencia”, habló sobre la mujer científica en la actualidad. Reconoció los avances que las mujeres están impulsando para conseguir la igualdad con los hombres en este campo y aseguró que es un largo camino por recorrer. Como ella misma dijo, “aún hoy en la Fundación Severo Ochoa hay más mujeres que hombres desarrollando su tesis doctoral”. Además, se quejo ante la falta de presupuesto que podría lastrar una investigación española que, básicamente, es ahora de calidad. De hecho en otra situación, defendía la inversión de capital en la investigación de la siguiente manera: Lo que pasa es que la investigación no da resultados a corto plazo, más bien a largo. Pero si no invertimos ahora en investigación, dentro de cinco o diez años no tendremos nada. Hay que invertir a pesar de la crisis porque dará frutos”. ¿Nos suena de algo esta opinión-pronóstico?
En la actualidad, con sus 73 años, Margarita continúa con sus trabajos en el Centro de Biología Molecular "Severo Ochoa", en el que colaboran el CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid, es profesora de investigación del CSIC y desde el año 2001 es miembro de la Real Academia Española de la Lengua, aunque su toma de posesión fue en junio de 2003. Actualmente ocupa el cargo de censora en la RAE. Además, y esto nos afecta directamente, son dos los Institutos de Secundaria que llevan su nombre, uno en Majadahonda (Madrid) y otro en Seseña (Toledo). Más abajo podéis conocerlos.

Patricia Gamboa Cortés, directora del IES 41014003

Aquí os dejo algunos enlaces interesantes:
  • Wiki-Biografía:
http://es.wikipedia.org/wiki/Margarita_Salas
  • Currículum básico:
http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000001.nsf/voTodosporId/5C3D1DA1E6E36F60C125714100454879?OpenDocument


  • Institutos de Secundaria en España:
IES Margarita Salas, de Majadahonda (Madrid)

IES Margarita Salas, de Seseña (Toledo)